Páginas vistas en total

lunes, 14 de julio de 2014

Gastón Cornejo se refiere a Bachelet que insiste en el Tratado de 1904. Chile no cumplió con el mismo, privatizó los puertos, el mar, los islotes, el territorio marítimo que no figura en el Tratado. Espera Gastón que la CIJ responda "somos competentes y buscamos una reivindicación para Bolivia". Dos socialistas le responden a Gastón. "el problema es político y estamos en desacuerdo con la Presidenta"

Luego del encuentro personal en La Moneda, vuelvo a verla en TV después de cinco años. Ha envejecido perdiendo visiblemente la atractiva juventud. Ahora adoptó la pose militar de un Pinochet o un Piñeira. Me dio lástima su gesto teatralizado cuando pide comprensión a los ciudadanos; y además, revela soberbia amenazante en su Parlamento altisonante.

Un gobierno conformado por comunistas y socialistas de viejo cuño, le permitieron ese desplante, se hacen cómplices ante la historia americana de cohonestar la reacción oficial, y eso es ideológicamente imperdonable ante la historia.

sala plena de la CIJ de La Haya, Holanda que acogió la demanda boliviana

Olvidó la Presidente toda una aventura de rapiña e invasión, de violencia desatada en favor de empresas extranjeras y socios chilenos de escasa ética. Tres agresiones chilenas a Bolivia; las dos primeras cuando recién nació la Patria; ganamos el atrevimiento en Paucarpata; en la segunda perdimos en Yungay, nos llevaron preso encadenado al presidente Santa Cruz hasta Chillán para botarlo al viejo mundo donde murió en la miseria. En la tercera un ejército bien pertrechado por Inglaterra nos invadió y se adueñaron de Chuquicamata y todo el Litoral pasando al degüello, al “repase” a todos los heridos aunque Zenón Dalence, jefe de Sanidad Militar ordenó se atiendan a todos los heridos en combate, bolivianos, peruanos y chilenos.

Ahora, siglo XXI, el concepto de Integración prima sobre los egoísmos anacrónicos y los desplantes del conservadurismo del siglo decimonono medieval. Me pregunto cómo puede concertarse un socialismo evolutivo ante tremenda postura de agravio histórico. 

Bachelet insiste en el cumplimiento del Tratado de 1904. Chile que jamás cumplió a cabalidad, privatizó además de los puertos algo que no era suyo, el mar, los islotes, el territorio marítimo, que no están en el Tratado y siguen siendo bolivianos.

La CIJ que ya aceptó el tema de negociación que Bolivia ha planteado, dirá: “Somos competentes” para impulsar el diálogo constructivo en la “Reintegración” marítima de un país enclaustrado. A futuro, nos cuidamos de pedir la “Reivindicación” de lo sustraído en gesto pirata.

A mi reclamo, de Chile responden los amigos Esteban Silva y Pedro Godoy. El primero, jefe del Partido de Allende, expresa: “Querido Gastón, estoy triste y molesto. Lo he dicho hace un momento en los medios que estoy en total desacuerdo con la Presidenta. Que el problema no es solo jurídico sino político, no podemos seguir dando la espalda a Bolivia y a nuestra relación con los vecinos y con la integración americana. El gobierno solo envía insultos y amenazas. No hay una campaña internacional de información correcta. La visita de Bachelet a Obama no ha sido de cortesía, a la Roussef tampoco. Chile ha tenido siempre dos aliados, USA e Inglaterra, recordemos el caso de la Argentina con las Malvinas y su apoyo a los británicos poniendo su territorio para las operaciones inglesas. El Premio Nacional de Educación me dice: “No me sorprende para nada la actitud de la Bachelet, el chauvinismo está en el ADN de los chilenos así como el servilismo ante los EEUU y Europa. 

Yo creo están acorralados ante la puesta en tapete los pecados: Invasión-enclaustramiento, Tratado impuesto de 1904, robo del Litoral, el repase, Chuquicamata, Escuela de Santa María, canalización del bofedal Silala, Lauca, Pinochet. xenofobia, chauvinismo. Hay mucho barro para lavar y ahí, Bachelet y los suyos, van perdidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario