Páginas vistas en total

viernes, 19 de febrero de 2016

Lucho de la Reza reclama por la presencia de Carlos Mesa en la reunión de juristas de La Haya sobre el tema marítimo, lo excluyó Evo, aunque De La Reza la consideró "innecesaria, prematura, de carácter conjetural e imaginativo sobre lo que Chile dirá cuando presente su contraalegato". el editor diría "qué manera de malgastar dinero y tiempo" aunque se puede anadir que ha sido por propaganda masista antes del 21F, lo que no dice el internacionalista.

Disputando lugar en los órganos de prensa a las novedades relativas a la candorosa ingenuidad de dirigentes campesinos y autoridades del Fondioc, así como del “atentado periodístico” perpetrado contra una alta ejecutiva de Camce, aparece una nota haciendo conocer la decisión del Gobierno de Evo Morales para no incluir a Carlos Mesa en las reuniones del equipo jurídico nacional e internacional que lleva adelante el litigio promovido por Bolivia contra Chile ante la CIJ de La Haya.
Como es habitual, cada declaración gubernamental de importancia es inmediatamente seguida de una explicación o justificación de la misma, que resulta de máxima urgencia en el presente caso, por cuanto se trata de la sorpresiva exclusión a participar en las sesiones, del personaje más conocido y respetado en el ámbito de nuestro diferendo con La Moneda.
La razón oficialmente presentada, es que “la  reunión con los asesores tiene carácter exclusivamente jurídico y técnico, lo que elimina la necesidad de contar con la presencia de Mesa en el análisis y discusión  de temas extraños a su conocimiento y experiencia”.
¡¡¡El bocado resulta muy difícil de tragar!!! Evidentemente Carlos Mesa no es abogado y es igualmente cierto que la misión que le fue encomendada se circunscribía al terreno mediático, diplomático e histórico de nuestra querella con Chile, habiéndose desempeñado en esos campos con la solidez, claridad, orden y elegancia que ni el más desaforado de sus detractores (que  actualmente son varios) osaría poner en duda.
Pero además, Mesa demostró ante un canal de televisión de Santiago, una completa y cabal visión del conjunto jurídico sustantivo y procesal del fundamento doctrinal y analítico de la resolución con que la Corte rechazó la excepción de “falta de competencia” opuesta por Chile, demostrando con ello que habría estado muy lejos de ser “un convidado de piedra” en el cónclave exclusivamente abogadil a realizarse  estos días en La Paz.
Una vez más, celos mezquinos y rencores personales, pueden empañar el brillo que hasta ahora ha acompañado a la campaña boliviana, siendo difícil calcular el beneficio que nuestro adversario del Mapocho logre obtener de este intento de desaire, que por supuesto dudamos mucho pueda alcanzar a Mesa.
Para justificar el encabezamiento de este artículo, corresponde destacar que la “reunión de juristas” –a la que no fue convocado Carlos Mesa– resulta prematura y por consiguiente innecesaria, ya que su objeto, según dice la prensa, “es concentrarse en la contramemoria que debe presentar Chile hasta el 26 de julio de este año”.  Como aún nos hallamos lejos de esa fecha y por supuesto Chile no ha entregado todavía el documento que “nuestros  juristas” se preparan a analizar y discutir, la reunión no podrá tener sino carácter conjetural e imaginativo sobre lo que Chile podrá decir como respuesta de fondo a la memoria de Bolivia.  El agente de Bolivia ante la Corte de La Haya expresó este mismo pensamiento, cuando anunció que nuestro país tiene que esperar la presentación de la contramemoria chilena  ante la Corte Internacional de Justicia, antes de tomar ninguna acción en el proceso.
Un último aspecto al que juzgamos necesario referirnos, es que en el grupo de “juristas” nacionales reunidos en La Paz, figuran muy importantes personajes políticos, entre los que varios no son abogados… Dejamos a la acuciosidad del lector la labor de identificación personal de estos destacados ciudadanos.
El autor es abogado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario