Páginas vistas en total

lunes, 20 de agosto de 2012

"lágrimas de cocodrillo" las del funcionario Lanchipa, que utilizando un nacionalismo exhacerbado, tiene que justificar su salario y los gastos en que incurre "Chile se potencia", como si fuese una novedad, cuando todos están enterados que las FFAA del vecino disponen de un buen porcentaje de la venta del cobre sin control alguno. No sería mejor que Evo por decreto, disponga que el 10% de la venta del gas fuese a nuestras FFAA?

soldados chilenos. oficiales del ejército

soldados bolivianos.escuela de sargentos
Diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS) y representantes de la oposición discreparon este lunes por la advertencia de la Dirección de Reivindicación Marítima (Diremar), sobre un potenciamiento del gobierno chileno hacia sus Fuerzas Armadas. Los oficialistas se mostraron preocupados y pidieron acudir a organismos internacionales, en tanto, los opositores esperan un pronunciamiento oficial de la Cancillería.  

La presidenta de la Cámara Diputados, Rebeca Delgado, dijo que aún no conoce el informe de Diremar, sin embargo considera se debe acudir a la vía diplomática para solicitar información, “bajo las ligas parlamentarias que tenemos entre Bolivia y Chile también vamos a solicitar las informaciones correspondientes… deploramos cualquier plan o estrategia que tenga que ver con temas bélicos”, sostuvo. 

En la misma línea, el Jefe de Bancada de Senadores del MAS, Eugenio Rojas, espera que la Cancillería acuda a organismos internacionales para que Chile establezca que objetivo tiene este potenciamiento militar. “El ejecutivo ante los organismos internacionales a través de la cancillería debe presentar (su preocupación) ante organismos internacionales que somos parte, no nos debe preocupar mucho, pero es mejor trabajar en estas instancias internacionales”, dijo Rojas.  

Por su parte, el secretario político del Movimiento Sin Miedo (MSM), Edwin Herrera, cuestionó que el Director de Diremar sea quien anuncie un potenciamiento de las Fuerzas Armadas de Chile, cuando este tipo de noticias debe ser comunicado por el Canciller o el Ministro de Defensa.  “Diremar con su último comunicado el numero 15 de su director Juan Lanchipa deja en claro tres cosas, que se está usurpando funciones, Diremar no es ni la Cancillería ni el ministerio de Defensa para emitir pronunciamientos y comunicados y convocatorias a la comunidad internacional para que se pronuncien por un supuesto plan bélico a una supuesta amenaza a la paz de la región por parte de Chile”, manifestó.

Asimismo, pidió que las comisiones de Política Internacional de la Asamblea Legislativa, convoquen al Doctor Lanchipa para que dé explicaciones sobre el comunicado emitido el fin de semana, “además de evidenciarse que no hay avances en la demanda marítima que anuncio el presidente Evo Morales en marzo del 2011, el director de Diremar debería renunciar a su cargo por ineficiente”, señaló.  

En un comunicado el director de Diremar, Juan Lanchipa advirtió que el Poder Legislativo de Chile está considerando la nueva Estrategia Nacional de Seguridad y Defensa (ENSYD 2012 - 2024), que tiene la finalidad de financiar y potenciar a sus Fuerzas Armadas para enfrentar situaciones de guerra en la región sudamericana. 

Informó que la República de Chile ha destinado en promedio cerca de 3.000 millones de dólares anuales al gasto en defensa en la última década; mantiene minas antipersonales en sus fronteras desde los años 70, pese al compromiso que asumió para removerlas y desactivarlas al suscribir la Convención de Ottawa de 1997. “Por otra parte, el hecho de que el gobierno chileno exija celosamente el cumplimiento del Tratado de 1904 en su parte referida a la delimitación fronteriza y transgreda al mismo tiempo todas sus demás clausulas, es prueba inobjetable de que aplica una política exterior que sólo respeta las normas internacionales cuando éstas se ajustan a sus intereses”, señaló.

Lanchipa recordó que hace poco el ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, amenazó con utilizar sus fuerzas armadas para “hacer respetar los tratados”, en clara alusión a la posibilidad de que Bolivia denuncie el tratado de 1904. Lo que demuestra claramente que Chile dista mucho de ser un país “amante de la paz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario